Clases de Yoga y Meditación

¡Prueba una clase*!

CLASES DE YOGA Y MEDITACIÓN EN CLÍNICA DERMEI

HATHA YOGA

Patricia Picazo es practicante de yoga desde 2001. En 2014 decide estudiar el curso para profesores en Mallorca donde toma contacto con los diferentes linajes del yoga: Sivananda, Ashtanga, Iyengar y Satyananda. Profundiza en la filosofía del Yoga a través del estudio de los Yoga Sutras, Bhagavad Gita, Vedanta y Shamkya así como en anatomía del yoga, corrección de posturas o mindfulness. En 2015 comienza a impartir clases de Hatha Yoga en el Centro Meditare de Ávila para adultos y niños.

En 2018 viaja a India y estudia el TTC del Yoga Vedanta Sivananda Center en Kerala. Después, estudia en Rishikesh con Usha Devi y con Surinder, dos de los maestros con mejor reputación de India. Desde entonces viaja a India una vez al año a seguir profundizando en su práctica y aprendiendo yoga terapéutico, que es el que se adapta a las lesiones o dolencias de los practicantes. Su formación es continua: participa en cursos intensivos con Angelo Cecchi de la Escuela Omkarananda de Rishikesh (India) así como cursos de profundización en meditación con Enrique Moya, director del Centro de Yoga Yantra (Málaga), uno de los precursores del yoga en España.

En las clases se practica respiración (pranayama), realajación y asanas (posturas). Las clases se adaptan a las necesidades de los estudiantes. En el caso de que se requiera, utilizamos ayudas como cinturones o tacos para facilitar la ejecución de un asana y evitar lesiones. Cuidamos el espacio y procuramos crear un ambiente agradable e íntimo donde cada uno pueda practicar en silencio y, a la vez, abierto a preguntas.

Beneficios de la práctica del yoga

La práctica habitual del yoga aporta tantos beneficios a nivel físico, mental y emocional, que se dice que nos puede cambiar la vida. Poco a poco uno empieza a ser más conscientes del cuerpo y de la mente y de sus necesidades. Lo que nos ayudara a comprender qué asanas son las más adecuadas en cada momento.

Practicar yoga con regularidad es una excelente forma de aliviar el estrés y las tensiones que acumulamos y que nos pasan factura tanto a nivel físico como mental.

Breve historia
El yoga existe desde tiempos indeterminados, pero en todo caso más de 5000 años. Es una tradición originada en el Valle del Indo se dice, fue revelada por la divinidad a los sadhus (ascetas). En el año 2500 AC se menciona el yoga en los Vedas, las escrituras sagradas, y en especial en los Upanishads, la última parte de los Vedas. Donde se fundamenta el conocimiento yóguico y de donde viene el Vedanta: el cuerpo filosófico del yoga.
El Bhagavad Gita, que data del siglo VI AC y forma parte del poema épico Mahabharata es un texto reconocido de la literatura de esta ciencia. En el siglo III AC, Patanjali escribió los Yoga Sutras, reconocidos como textos decisivos en la interpretación contemporánea del yoga.
1.- Mejora la respiración

Aprendemos a respirar con el abdomen para continuar en la zona intercostal y acabar en las clavículas. Respirar de manera profunda y a un ritmo pausado equilibra el sistema nervioso, ralentiza el ritmo cardiaco y relaja los músculos. Incrementa la oxigenación de las células y mejora la circulación sanguínea. Ayuda a disminuir ansiedad y mejora los cuadros asmáticos.

2.- Refuerza el sistema inmunológico

El yoga ayuda a reducir el nivel de cortisol, (la hormona relacionada con el estrés); está demostrado que unos niveles de cortisol elevados pueden provocar cambios de humor, aumento de peso, presión arterial alta, y problemas de sueño y digestivos, entre otros. Además, unos niveles altos de cortisol en sangre provocan cambios en el sistema inmunológico. Al incidir directamente en esta hormona, la práctica del yoga aumenta nuestra resistencia a enfermedades e infecciones, previene estados depresivos y calma la ansiedad a través de la generación de endorfinas.

3.- Aumenta la flexibilidad

La flexibilidad ayuda a prevenir lesiones. Poco a poco aumentamos el tiempo en el que se mantienen las asanas para mejorar la flexibilidad y además aprovechar los beneficios de cada una de ellas. A medida que aumenta la flexibilidad, desaparecen muchos de los dolores musculares provocados por las tensiones y por las malas posturas.

4.- Mejora el equilibrio

En la práctica del yoga es necesario mantener la atención en el asana, en el cuerpo, en las sensaciones que se producen en cada postura. De esta forma aumenta la conciencia corporal, estamos presentes y corregimos lo que necesario para mejorar nuestra comodidad en el asana. A medida que se adquiera experiencia, el cuerpo aprenderá cómo con un pequeño ajuste se puede recuperar el equilibrio en una postura. A medida que mejora el equilibrio, también lo hace nuestra flexibilidad, ya que las articulaciones se benefician de este tipo de ejercicios.

5.- Fortalece músculos y huesos

Tener unos músculos fuertes protege los huesos, evita lesiones y previene la artritis. El yoga ayuda a fortalecer los músculos y, a diferencia del trabajo de musculación de los gimnasios, evita que se acumule ácido láctico en el cuerpo, lo que provoca fatiga y dolor, y no reduce la flexibilidad, tan importante para la práctica del yoga.

En cuanto a los huesos, esta demostrado que el yoga ayuda a reforzarlos y a frenar la pérdida de masa ósea. Además, es fundamental para prevenir lesiones y fracturas, sobre todo en personas con osteoporosis. Con el yoga se consigue mejorar la postura; además, incide en la salud de la columna vertebral, al obtener los discos que separan las vértebras los nutrientes necesarios.

6.- Equilibra el Sistema Nervioso

Por último, el yoga estimula la relajación, hace más lenta la respiración y ayuda a equilibrar el sistema nervioso autónomo, compuesto por el sistema nervioso simpático (SNS) y el sistema nervioso parasimpático (SNP). El yoga activa el SNP, que favorece la relajación, reduciendo el ritmo cardiaco y la presión sanguínea, y facilita la recuperación en situaciones de estrés. Uno de los secretos del yoga documentado en numerosos estudios es que, al combinar las posturas con la relajación, resulta mucho más eficaz como herramienta para combatir el estrés que cualquier ejercicio de relajación que no vaya acompañado de ninguna otra práctica dinámica. De esta forma, además, se consigue mantener un equilibrio en el sistema nervioso.

}

Horario Clases de Yoga y Meditación:

Lunes y Miércoles:

19:00 a 20:30 y 20:30 a 22:00

 Martes y Jueves:

9:00 a 10:00

Precio mensual:

2 dias/semana: 55€/mes.

1 día/semana: 35€/mes.

Sesión suelta: 10€.

*La clase de prueba son 10€ que se descontarán si se paga todo el mes.

Reserva tu Clase:

No lo pienses más y reserva tu clase de Yoga y Meditación y empieza a disfrutar desde hoy mismo de sus placeres y beneficios.

OTROS SERVICIOS QUE OFRECE CLÍNICA DERMEI