Fisioterapia pediátrica

CÓLICO DEL LACTANTE Y ATENCIÓN TEMPRANA

Fisioterapia pediátrica.

En DERMEI asesoramos, tratamos y cuidamos a aquellos niño/as que presentan un retraso general en su desarrollo o desórdenes en el movimiento u otras enfermedades o alteraciones que pueden ser sanadas, controladas o aliviadas por expertos fisioterapeutas.

Los/as niños/as a los que atendemos son personas en desarrollo, cuyo principal es objetivo convertirse en personas maduras e integradas en la sociedad, para lo que se les debe ayudar a desarrollar un conjunto de habilidades, tanto personales como sociales. Y que ante esto, también es importante tener presente que la familia y el entorno tienen una importancia primordial como facilitadores del desarrollo del potencial físico y mental.

Enseñamos a las familias a integrarse en el tratamiento y desarrollo de su hijo/a para que cada día en casa sea también parte del tratamiento.

Contamos también con talleres de masaje infantil para enseñar a los padres a interactuar cada día con su bebe y fortalecer los lazos emocionales y enseñar y fomentar una comunicación en ambas direcciones para favorecer la salud, no sólo del niño/a sino también de los progenitores. Aprender cual es el desarrollo correcto, mejores posturas para avanzar en la aparición de las funciones y asesoramiento en el porteo y posturas durante la lactancia.

Cólico del Lactante.

El cólico del lactante es un trastorno típico de los primeros meses de vida que se caracteriza por un llanto intenso y prolongado sin causa aparente. También se le conoce como cólico de los tres meses, cólico vespertino o del anochecer, alboroto paroxístico del lactante o cólico de gases.

El cólico del lactante es uno de los motivos de consulta pediátrica más frecuente por el sufrimiento que genera en un bebé de pocos días o semanas y el que provoca a los padres, que en muchos casos llegan a desesperar por no saber qué hacer para ayudarle.

Es un llanto que no cesa, que los padres interpretamos como un momento de dolor, rabia y malestar de los niños, que nos hace intentar actuar de algún modo y en muchos casos nos lleva a perder los nervios, por la impotencia y el agotamiento de ver que a pesar de nuestros esfuerzos, el bebé sigue llorando.

El cólico del lactante es un mecanismo de defensa en el que se produce una contracción brusca de la musculatura lisa intestinal de aquellas zonas adyacentes en las que el peristaltismo falla. Como consecuencia, el lactante frecuentemente manifiesta esta dolencia a través de un llanto inconsolable de inicio repentino que se acompaña de un patrón extensor y enrojecimiento de la cara.

 

Causas del cólico del lactante

En ocasiones la causa puede ser idiopática, es decir, de origen desconocido. Pero otras veces existen diferentes causas que provocan el cólico en el lactante, entre ellas podemos encontrar:

  • Causas conductuales: las cuales se pueden deber a una inadecuada interacción entre la madre y el bebé (respuesta inadecuada al llanto, falta de contacto físico, falta de respuesta a las necesidades del bebé o factores estresantes durante el embarazo, el parto y el postparto) o a factores alimenticios anormales (alimentación desordenada, menor ritmo nutritivo y molestias tras la alimentación).
  • Causas orgánicas: pueden ser debidas a una alteración de la motilidad, intolerancia a la lactosa, desequilibrio de hormonas intestinales o una anormal composición microbiana en la flora intestinal.
  • Otras causas: como podría ser una obstrucción intestinal, reflujo gastroesofágico, una alteración en la succión, bebés prematuros o la toma de pre- o probióticos  al inicio del tratamiento ya que producen gases y/o cólicos.Síntomas del cólico del lactante

La mayoría de los lactantes con cólicos presentan síntomas comunes como los nombrados anteriormente (llanto inconsolable de inicio repentinopatrón extensor enrojecimiento de la cara), pero existen más síntomas como pueden ser:

  • Distensión abdominal (es decir, barriga inflada).
  • Disminución de las horas de sueño.
  • Gases.
  • Estreñimiento.
  • Trastornos en la alimentación.
  • Vómitos.
  • Alteración en la succión

Diagnóstico del cólico del lactante
Para determinar un diagnóstico de cólicos en el lactante se deben cumplir tres requisitos:

  1. Crisis de llanto inconsolable de menos de 3 meses de edad.
  2. Duración del llanto mayor de 3 horas por día.
  3. Debe darse más de 3 días por semana durante más de 3 semanas.

 

TRATAMIENTO:

A nivel de fisioterapia, se trata el cólico mediante maniobras manuales suaves de movilización del abdomen, fascias y piel de bebé, produciendo un alivio casi inmediato desde la primera sesión. También se hará una valoración para descartar si son o no cólico u otro trastorno. Ofreciendo además consejos a los padres para que puedas hacerlo en casa ellos mismos y así ayudar a su bebé a evitarlo.

Otros servicios que ofrece Clínica Dermei